Neymar, de futbolista a embajador de marca

neymar, futbol, psg, fichajes, marketing deportivo

Independientemente de cuál sea tu ámbito profesional, noticias como el fichaje del futbolista brasileño Neymar al equipo francés París Saint-Germain (PSG) por 222 millones de euros siempre llegan a nuestros oídos.

Pero antes de caer en temas tan superfluos como cuánto vale realmente un futbolista o qué impacto tendrá deportivamente este movimiento, hay que aclarar algo: el PSG no fichó a un futbolista más, fichó a un importante embajador de marca.

“Lo que hay que entender bien, aunque pueda sorprender, es que el PSG no compra sólo un futbolista. Compra algo más que un simple futbolista, que será de algún modo su embajador, su representante, la encarnación del proyecto y de la ambición” del equipo, explicó a AFP Virgile Caillet, experto en marketing deportivo.

El futbolista brasileño representa la punta de lanza del proyecto para consolidar al PSG como uno de los equipos, no solo de futbol, sino deportivos más importantes a nivel mundial, a la par de franquicias como Manchester United, Real Madrid, New York Yankees o Dallas Cowboys.

Actualmente, Neymar está considerado como el tercer mejor futbolista del mundo, solo por detrás del portugués Cristiano Ronaldo y el argentino Lionel Messi.

“Para el PSG [el fichaje de Neymar] es de alguna manera lograr su objetivo, tocar esa ambición de hacer del club de la capital [francesa] el más grande a nivel mundial”, añadió Caillet.

El impacto de su llegada permitirá al equipo francés conquistar nuevos mercados, como Sudamérica y Asia, apuntó el experto. “Y para el Estado francés también es interesante porque significa impuestos, cargas patronales, decenas de millones de euros que irán a las arcas del Estado y de los que finalmente se beneficiará toda la sociedad”, indicó.

Desde el año 2012, Qatar Investment Authority se convirtió en el único accionista del PSG, siendo presidente y propietario del club Nasser Al-Khelaifi, quien también es presidente de Qatar Tennis Federation, vicepresidente de Asian Tennis Federation y presidente de Bein Sports (Al Jazeera Sports), siendo considerado una de las 100 personas más ricas del mundo.

¿Es Neymar el nuevo Beckham?

Si bien la relación entre el futbol y el marketing se remonta a los años ochenta, el número de futbolistas que han trascendido las barreras meramente futbolísticas para convertirse en poderosos imanes para las marcas internacionales es muy reducido.

Te recomendamos: Zlatan Ibrahimovic, o cómo implementar distintos tipos de marketing

El caso más icónico es, sin lugar a dudas, el del exfutbolista David Beckham. El inglés marcó un antes y después tras su incursión en campañas de marketing que poco y nada tenían que ver con el futbol.

Ahora, Neymar -de 25 años de edad- busca emular sus pasos con este fichaje. Aunque, según expertos, difícilmente podrá superar al denominado Spice Boy.

Claramente Neymar no será el nuevo Beckham. El inglés fue y es una gran marca deportiva más allá de sus cualidades futbolísticas, incluso abriendo mercados como China e India”, comentó Guillermo Ricaldoni, de International Management Group (IMG), una importante consultora en marketing deportivo.

Para Ricaldoni, Neymar no tiene el glamour de Beckham, “pero sí una rebeldía positiva, un atractivo físico más cercano a la comunidad latina, el origen brasileño con los atributos de alegría y felicidad, y entiende perfecto el sport business.

Beckham entendió, mucho tiempo antes que todos los futbolistas, que el futbol pertenece a la industria del entretenimiento y, basándose en esa idea, construyó su marca personal como si se tratase de una estrella de rock, a la que clubes y empresas han seguido desde finales de los noventa.

Neymar, en cambio, llega en otro momento de la industria. “Se sube a surfear la ola que creó Beckham y tendrá que ponerle su impronta personal si quiere marcar un nuevo hito en el marketing deportivo”, indicó por su parte Pablo Nieto, gerente de Comercialización y Marketing de Peñarol, equipo uruguayo de futbol.

Neymar es un fenómeno de YouTube y las redes sociales. Su atractivo está en el segmento de jóvenes de 12 a 19 años, que valoran su espontaneidad y rebeldía, no sólo para encarar rivales sino también para peinarse. Neymar apunta a ser el icono 2.0, que participa, interactúa e impone tendencias”, expuso Nicolás López Fagúndez, director de la empresa MUDE que maneja los museos de Boca Juniors y River Plate -los dos equipos más populares de Argentina-. El reto de Neymar será globalizarse, concluyó.

 

Fuentes: El País, Expansión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *